¿A donde queremos llegar?…

Estamos llegando al final de la serie sobre la libertad financiera que iniciamos hablando de la predisposición o actitud que debíamos adoptar si deseamos ir en busca de ella…seguimos, después, con nuestro estado estado actual de finanzas en ¿Quién soy económicamente hablando?...y continuamos con  ¿Dónde estoy?… para entrar en la última parte referida a los gastos del día a día, su segunda parte  y profundizamos en una tercera…

¿HA DONDE QUEREMOS IR?…

En principio, esta claro, queremos ir a una viabilidad de nuestras economías, es decir, de nuestras vidas

Ello a medio plazo nos conducirá a una mayor calidad de vida y si persistimos en estos «nuevos» hábitos…a la libertad financiera

Vamos haber cuanto hemos ajustado nuestras diversas partidas económicas y, cuanto hemos podido “ahorrar” para llegar mejor a final de mes o bien para amortizar con anterioridad nuestras deudas:

Recuerda siempre que es fruto de tu esfuerzo y que, en consecuencia el destino que le des debe ser para procurar aminorar tus deudas ¿Cómo?…pues…

Ya sabemos cuales son tus deudas y las cuotas que pagas mensualmente por ellas pero, para desprenderte de ellas no has de ordenar el listado en orden de mayor a menor cuantía…ni tampoco en orden de mayora menor cuota pagada, sino…

Se ha de ordenar, en orden decreciente de mayor a menor interés pagado y, en consecuencia, de mayor a menor coste que tiene para nosotros las deudas.

Primero tendríamos que procurar pagar y liquidar las deudas de mayor coste y estas son las que mayor interés se paga.

Una curiosidad que no es tal sino una realidad, para que veas la importancia que supone un pequeño esfuerzo que siempre es en nuestro provecho:

Si tienes una tarjeta de crédito con una deuda de 1.800€, un tipo de interés del 18% y pagas cada mes solamente el mínimo, vas a tardar 14 años en cancelar la deuda. …

En cambio, si añades 10€ más cada mes para librarte de ella, la eliminarás en menos de 4 años y, además de ahorrarte 10 años te ahorraras 1.400€ en intereses.

Este ejemplo que es ilustrativo y a la vez un magnifico resumen de lo que se pretende con este control y nuestro sacrificio

Confío en que que te será de provecho, aunque eso es una cosa que depende exclusivamente de ti, tu voluntad y perseverancia para superar los altibajos que tendrá a lo largo de este camino…

Recuerda qué, si aprendemos a horrar y conseguimos más ingresos, para inicialmente, llegar a todo a final de mes, después para para amortizar y acabar cuanto antes con nuestras deudas y, perseveramos, ya habituados a ello podemos conseguir nuestra «libertad financiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba