Excusas para no darte de baja de la telefonia…

Facúa ha publicado un decálogo de las excusas e inconvenientes que te argumentan las operadoras a la hora de solicitar la baja en la compañia…

«El primer problema que te encontrarás nada más descolgar el teléfono será el lío de departamentos. Rara vez se consigue hablar con la persona que tiene la solución a la primera y lo normal es que te contesten con un \’te pasamos al departamento de ofertas\’.

En este momento empezarán a acosarte con pequeños descuentos que servirán como gancho para intentar que no abandondes la compañía. Suelen ser ofertas puntuales y, por lo general, no compensa cogerlas si lo que realmente quieres es irte.

Al rechazar esta \’segunda oportunidad\’, la compañía empezará su ronda de amenazas:

– Debes cumplir la permanencia o pagar una penalización. Según indica Facua esto es muy probable, pero el usuario debe tener en cuenta que «tendrían que haberte informado de ella al darte de alta y su cuantía en todo caso debe ser equivalente al descuento que te aplicaran (si no lo hicieron, no pueden penalizarte) prorrateado a la baja sobre el número de días que lleves como cliente. Ojo: si cancelas el contrato por incumplimiento de la compañía, no hay penalización alguna».

– No puedes irte hasta que no pagues facturas pendientes. Esta amenaza no es válida. «un impago, sea por una deuda real o fruto de una irregularidad en la facturación por parte de la compañía, no puede paralizar una solicitud de baja», afirman desde Facua.

– La baja no se hará efectiva hasta dentro de dos semanas. Falso. A las 48 horas laborales, por ley, debes estar liberado de tu operadora.

– Que no puede realizarse por teléfono y es necesario enviar un fax o una carta. Según la ley, la operadora está obligada a aceptar la baja mediante el mismo sistema por el que te dieron de alta

– Tienes que pagar por darte de baja. Igualmente esto es mentira. Pedir la baja no tiene que costar nada al usuario ni debe suponer ningún esfuerzo adicional.

Una vez que hayas superado todas estas trabas y por fin consigas la portabilidad, no puedes bajar la guardia. Algunas operadoras dan de baja sólo algunos servicios y te siguen pasando la factura del resto. Por ejemplo, en el caso de un contrato convergente puede que te dejen sin teléfono fijo pero mantengan la conexión a Internet en casa o en el teléfono móvil y, por consiguiente te sigan llegando estas facturas. Según el artículo 10.1 del RD 899/2009, de 22 de mayo, cuando el usuario pide la portabilidad a otra compañía eso implicará la baja de todos los servicios asociados al número de teléfono en cuestión»

En definitiva, este atinado estudio de Fácua publicado por Expansión nos viene a confirmar una cosa que todos ya sabíamos.. que cuando se trata de entrar siempre te dan todo tipo de facilidades pero, sin embargo, todo son inconvenientes cuando se trata de salir.

Es increible que, aún ahora, con la madurez del  mercado, las operadoras siguen jugando a los «pillos» con sus clientes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba