La aplicación perversa de la Ley en el caso de un recargo del 10% de la contribución (IBI)

Hace algo así  como mes y medio, fui a ver con mi mujer  a una amiga de la  familia,  persona  viuda y muy mayor tiene una enfermedad crónica degenerativa que  hace que desde hace unos meses tenga perdidas de memoria…a media conversación se levantó y al poco regresó con unas hojas  pidiéndome que, por favor, antes de tirarlas las «eche un vistazo» para no tirar alguna cosa importante a la basura…

Cual es mi sorpresa al comprobar que se trataba de las hojas  de pago enviadas por el Organismo de Gestión de la Diputación de Barcelona encargada de gestionarlos impuesto municipales cuyo plazo de pago en periodo voluntario había vencido hacia unos días…!mierda!…y además desgraciadamente, el impuesto asciende a una cantidad de 4 cifras más decimales (su marido había sido un importante empresario de la provincia venido a menos que en los tiempos de máximo esplendor, y antes de arruinarse y tener que cerrar la  empresa en los años 90 había comprado un magnífico chalet en medio de la ciudad, ahora  ella, con una pequeña pensión de viudedad y unos pequeños ahorros hacia frente a la contribución como su mayor, con mucha diferencia pago y gasto anual…

Le comenté la situación y por amistad y conciencia la dije que, en su nombre realizaría las gestiones necesarias para que tuviera el menor perjuicio posible…

La contribución  (o IBI) es un impuesto municipal que gestiona el organismo de Gestión de la Diputación cuya regulación indica que si se realiza el pago fuera del periodo voluntario el impuesto tendrá un recargo de un 10% «salvo» que se realice el pago previamente a la comunicación al sujeto pasivo (al consumidor) del recargo, en cuyo caso el recargo será sólo del 5% en lugar del 10%…en este caso estamos hablando de un ahorro de mucho cientos de euros…

Con toda la documentación pertinente me acerco personalmente a las oficinas del Organismo de Gestión con la intención de primero domiciliar futuros pagos del impuesto para no encontrarnos ningún año más en la misma situación y, puesto que aún no había recibido carta alguna comunicándole el recargo del 10%  y tal como indica la Ley tuvieran a bien proporcionarme la hoja de pago con sólo un 5% de recargo y un plazo para hacerlo efectivo y….cual ha sido mi sorpresa que, respecto al primer tramite de domiciliación  de futuros importes del impuesto ningún problema pero que…»puesto que me personaba en nombre de la titular aprovechaban mi visita para comunicarme el recargo del 10% ya que (según ellos) las cartas con los recargos habían sido enviadas el día anterior por correo…»…yo indignado por el hecho de que aprovecharan mi «buena fe» e intención de acercarme a solicitar la hoja de pago del 5% para comunicarme verbalmente el recargo y expedirme la  carta e pago del 10% (carta que por cierto, la que ellos enviaron, llegó al domicilio más de una semana y media después…)  presenté inicialmente, al ayuntamiento (que tiene potestad para recibirla y resolverla) una instancia quejándome de la perversa aplicación de la Ley…y tras un mes y medio de promesas ante la evidencia de una resolución «política» (que tampoco la quiero  así puesto que me amparo en la justicia pero como era para beneficiar a esta señora me daba lo mismo) me llaman  por teléfono del departamento de correspondiente del ayuntamiento (no tienen porque llamarme porque es una instancia que se resuelve por escrito, aunque, lógicamente se agradece) y me dice que el interventor del ayuntamiento ha decidido (lavarse las manos) y trasladar la instancia al Organismo de Gestión de la Diputación…de la que espero resolución…aunque estoy convencido que acabaremos en contencioso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba