La caducidad de las actuaciones de la Agencia Tributaria…

                                                                                           

En ocasiones, suele suceder cuando se inician las actuaciones de comprobación limitada (es decir, no te realizan una inspección de todos los conceptos y apartados de la declaración de la renta sino que deciden «repasar» sólo ciertos aspectos de la misma)  somos conscientes de ciertos «descuidos» a la hora de realizar la declaración o que, mientras preparamos la documentación para poder contestar al requerimiento nos damos cuenta que nos hemos equivocado o o bien olvidado de añadir tal o cual concepto que hace exista un desfase entre lo declarado y lo que debimos declarar e implica, un aumento en el resultado de nuestra declaración y una sanción porcentual sobre la diferencia declarada y lo que debió ser y no fue…al haberse iniciado ya las actuaciones  por parte de la Agencia tributaria no podemos presentar «voluntariamente» una complementaria sino que deberemos esperar haber que nos sanciona la agencia tributaria a parte de pagar intereses….pero…no tiene porqué ser así….

Muchas veces, dada la saturación de trabajo que existe en la Agencia tributaria, pasará  6 meses (y hasta más de un año) sin que puedan revisar tu declaración…

 

Transcurrido ese plazo y si nos interesase presentar una declaración complementaria para no tener que soportar la sanción de hacienda por nuestros descuido presentaremos un documento en el que solicitaremos la caducidad de las actuaciones y, llegado ese caso es como si hacienda nunca se hubiera dirigido a nosotros realizando un requerimiento y, sino se dirigido a nosotros…quiere decir que nosotros «voluntariamente» sin haber sido «presionado» por la administración podremos presentar una declaración de complementaria en donde regularicemos nuestra situación en cuyo caso sólo deberemos pagar intereses…pero no recargo y sanción…

Teóricamente la caducidad se ha de observar de oficio  por la administración pero, por experiencia, yo la solicitaría expresamente ya que me he encontrado en muchas ocasiones que, tras presentar la complementaria ,automáticamente la agencia tributaria me envía un documento de inicio de un expediente sancionador por la diferencia entre lo declarado inicialmente y la complementaria que se puede «acallar»  aludiendo el transcurso del tiempo y, en consecuencia la caducidad de las actuaciones lo que implica que no se puede sancionar (si cobrar intereses por el tiempo que a transcurrido entre la finalización del periodo voluntario y la fecha de la presentación de la declaración complementaria)  y aunque nos tienen y deben dar la razón sin documento alguno siempre es más contundente y menos discutible presentar la instancia sellada por la Agencia tributaría conforme se solicita la caducidad de las actuaciones y así te dan la razón y archivan el expediente…

En ocasiones, cuando los justificantes presentados en contestación al requerimiento demuestran que nos han de devolver (aunque a lo peor) en menor cantidad de la inicialmente esperada…no nos interesará presentar la solicitud de caducidad porque hay administraciones que, si no lo solicitas (a pesar de que se ha de observar de oficio, es decir automáticamente) actúan como si no hubiera caducado y te revisan el expediente cuando te toca…porqué si lo has solicitado, cuando llega el momento en que han de revisar tu expediente y ven que has solicitado la caducidad de las actuaciones…vuelven a realizarte y enviarte un requerimiento lo que sucede que, como tu ya hiciste la complementaria…ya puedes esperar, a partir de ahora más tranquilo pues el «trabajo» (complementaria) ya esta hecha…

No debes confundir caducidad de prescripción conceptos estos de los que ya hablaremos en otro post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba