«La casta» es «la casta»…en la responsabilidad de las preferentes

Diría que  es indignante si fuese la primera vez que hablo o, mejor dicho, me entero del tema pero, el tema ya no es nuevo y, yo diría que incluso se ha vuelto cansino, pero es que es  increíble la actitud o, mejor dicho la inactitud que adoptaron los supervisores   y que ha repercutido en tantas y tantas personas (post).

Lo que no puede ser es que, quienes debían supervisar, controlar, sancionar y volver a poner en vereda miraran hacia otro lado o, no fueran conscientes, ellos que eran los verdaderos «expertos» y con la cantidad de información que tenían y manejaban parece casi imposible que se les pasase, cual pequeño desliz, el tremendo «tsunami» que  ha supuesto para la clases medias y bajas  el «tema» de las preferentes y que les ha afectado y afectará irremediablemente en su futuro …

Y mientras, como suele suceder, el pueblo, tarde y mal se organiza y reacciona e inician acciones a diestro y siniestro en busca de ¿justicia?…en busca, de resarcimiento…y en busca de escarmiento y de «responsabilidades»…políticas y jurídicas…

Pretender  en este país  responsabilidades políticas es como pretender recuperarnos de la crisis en medio año y, en el otro medio volver a estar viviendo y consumiendo como antes de la crisis, sin paro y sin deuda pública, es decir, es absolutamente imposible…

Y jurídicas, yo entiendo que se intenten y, de hecho se ha de intentar aunque, solo sea por dignidad pero, otra cosa es que se obtengan resultado pues…con la «casta» hemos topado… nada que hacer… como mucho, una amonestación pública, cuatro excusas, buenas palabras  apelando a las circunstancias del momento, un lo siento y…como siempre, tranquilo majo que…aquí no ha pasado nada y mientras el pobre jubilado pasando frío y penurias, indirectamente por su culpa para llegar a final de mes

Los máximos responsable yo diría que los únicos casi que pudieron evitar, no digo todo pero si en parte esta «tragedia nacional»…exculpados pues no «no hay elementos que permitan demostrar que contribuyeron consciente, voluntaria y materialmente al perjuicio de los inversores»…no, si ya lo sabemos…ellos solo pasaban por ahí…

Es una lástima, aunque es, lo desgraciadamente normal, en un país de fútbol y pandereta como el nuestro en donde sólo los políticos se creen eso de que la recuperación ya esta aquí (yo  solo me lo creeré cuando se absorba cuanto menos la mitad del paro actual) y no que esto es lo que hay y habrá pero, claro, se han de ir renovando cargos políticos y aquí esto es lo que prima e importa…la casta de los políticos…ya veras sino como queda el caso Urdangarin (digo el nombre del «duque» porqué a la Duquesa e i nfanta de España seguro que nada de nada) los papeles de Barcenas que…¡Oh…que la mala suerte!…seguro prescribió (ya veras) a Barcenas le toca pringar y a Gurtel se diluirá… poco a poco…ya veras…

Mientras, los ciudadanos de a pie que no les aceptasen el arbitraje la única vía que tienen es la judicial y ahí y, en ese caso, caso a caso en un 90% en un constante goteo les están dando la razón… por algo será…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba