Las entidades financieras su relación y praxis con los clientes: ideas preconcebidas hasta hace poco…

La relación cliente- entidad/des es una de las relaciones o vínculos más duraderos, siempre tras los familiares, que podemos establecer y que por suerte o, por desgracia, estableceremos a lo largo de nuestras vidas…nunca ha sido una relación ni idílica, ni mucho menos pasional pero si que hasta hace escasos años podía ser considerada, en la mayoría de los casos  de mutua confianza e interés…que nos daba, ahora sabemos, una falsa sensación de seguridad y hasta exagerando un poquito felicidad…en la que no había clientes, ni empleados… sino «amigos» y confidentes que nos aconsejaban  por nuestro bien y beneficio…y que cuando le pedimos financiación nos «hacían el favor» y debíamos agradecérselo,  y teníamos por ellos respeto reverencial dado «su poder» sobre nosotros y nuestras vidas… así fuimos felices y comimos perdices  durante años, muchos años… y c hasta que llegaron los desahucios y, como no…las preferentes y… se nos cayó la venda… y comprobamos con estupor y desesperación que el banco era un negocio egocéntrico que nosotros, nuestros ahorro y nuestra capacidad de pago no eran más que la materia prima necesaria para conseguir  unos  fines…los beneficios… ni más ni menos que sucede con cualquier otro negocio…pero mucho más despiadado que la mayoría y los empleados que decir de los empleados…¡NUNCA NOS LO HUBIÉSEMOS IMAGINADO!…(creo que la buena fe pero sobretodo la falta de cultura financiera de los consumidores tiene gran culpa de la situación).

 

Entro desde  que llevaba  pantalones cortos (los 16 años) prácticamente a diario a las entidades de financieras…mi padre (hoy ya fallecido) fue Corredor de Comercio Colegiado (hoy Notarios)  desde los años 60 a 2000 y  tenía en exclusividad una amplia zona de la Cataluña central recuerdo que me dijo en  1976  la  primera vez que me disponía, al parecer, visiblemente nervioso, por cuestiones de trabajo, a entrar en una entidad…»Pedro, tranquilo y recuerda… los bancos y cajas son simplemente un negocio, como lo son los restaurantes y las tiendas o mi despacho, te trataran  muy bien siempre que tu, como cliente, les des negocio a ellos o  se lo facilites…pero recuerda que, por muy simpático que sea el director él va a lo suyo (que es por lo que lo pagan…) ves tu también tu a lo tuyo, a lo que te interesa de la misma manera que lo haces o debes hacer (vuelvo a recordar que tenía 16 años) en una tienda de ropa en la que entras miras y ves las camisas que tienen y te enseñan pero, que sólo  las compras si realmente te gustan, por muy bonita que sea la tienda o simpático el dependiente…ellos, a pesar de que sus corbatas y trajes te infundan respeto al principio, no son ni más ni menos que tú… si no que están  haciendo su trabajo… al igual que tú el tuyo….»ni más ni menos que sucede con cualquier otro negocio …

Evidentemente que  el hecho de que las entidades debieran de tratar obligatoriamente con el despacho en el que trabajaba (recuerdo que los Corredores de Comercio Colegiados a diferencia que los Notarios tenían zonas de exclusividad en donde todas las oficinas de cualquier entidad debían acudir a ese despacho a formalizar todas las operaciones financieras-mercantiles) me  facilitó las cosas y  me dio «muchas tablas»  e hizo que  desmitificase lo que para mi era y es cotidiano  a parte, de otorgarme conocimiento pero, sobretodo, experiencia (cuando deje el despacho se trataba con unas 160 oficinas y se firmaban unas 8.000 operaciones anuales ) pero siempre  tuve y tengo esa idea  de que una entidad financiera  no es «ni más ni que  negocio cualquiera» con sus peculiaridades …como todo negocio  y me ha servido para trabajar, negociar y tratar con ella y… si la gente no hubiese, por desconocimiento «elevado a los altares» a las entidades…posiblemente que la situación actual seria otra cosa…aunque sé que es muy fácil decirlo ahora y también que lo diga yo…que he trabajado en finanzas…directa o indirectamente siempre….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba